PREVENCIÓN

Como muchos de ustedes sabrán, la caries es la enfermedad infectocontagiosa de más alta prevalencia a nivel mundial, y puede evitarse perfectamente mediante el uso de medidas preventivas adecuadas, una de estas son el cepillado dental, uso de la seda dental, controles semestrales con el dentista, y aplicaciones tópicas de flúor.

Cuando ocurre la caries, se produce la disolución química de los tejidos duros del diente gracias a producción de ácidos de las bacterias causantes que colonizan la placa dental.

El flúor vuelve la superficie dentaria más resistente a los ácidos presentes en boca, el flúor favorece la remineralización de la superficie del esmalte dental.

RESERVAS

Contacto


Nuestros Convenios